[SIN SPOILERS] Lee el review de la esperada «Avengers : Infinity War»

[SIN SPOILERS] Lee el review de la esperada «Avengers : Infinity War»

Antes de hacer cualquier tipo de análisis, aclararamos que esta será una review SIN SPOILERS. Durante los últimos diez años, el estudio que comanda Kevin Feige, ha brindado historias complementarias para introducir el argumento definitivo de todo el universo cinematográfico de Marvel. Aquel primer vistazo a Nick Fury (Samuel L. Jackson) en Iron Man (2008), es un poco el fiel reflejo de esto. La famosa “Inciativa Avengers”, ponía a pensar en qué gran villano vendría a la Tierra para hacer a piacere lo que quisiera.

En este gran camino, han pasado buenos villanos: Red Skull, Loki, Hela, y otros no tanto, como Ultron o Malekith, pero de una u otra manera, todos fueron transmitiendo que “lo peor estaba por venir”. Junto con ese mensaje que estaba escrito entre líneas, también fueron presentando las famosas Gemas del Infinito, estas piedras preciosas que, utilizadas todas juntas, la realidad podría moldearse a puro gusto por quien las posea. Esta imagen de gran villano, fue develado al final de la primera Avengers (2012), cuando apareció por primera vez Thanos (Josh Brolin) sentado en su trono luego del gran fracaso de Loki y los chitauri. El Titán Loco, al que solo se le comparar su poder con su locura, tuvo en todo este tiempo entre ceja y ceja a los Vengadores y también a los Guardianes de la Galaxia.

Volviendo a las famosas gemas, todas han tenido su aparición a lo largo de 18 películas. Algunas más, otras menos, pero de todas se sabe su ubicación y poseedor. Las últimas pelis en solitario de nuestros héroes favoritos, no han retomado ese arco argumental en particular, ya que la última vez que mencionan una gema, fue cuando conocimos al Dr. Stephen Strange y su famoso “Ojo de Agamotto”, que en realidad es la gema del tiempo.

Diez años después de aquella primera aventura de Tony Stark, se verá finalmente el plan de Thanos (Josh Brolin) para aniquilar todo lo que conocemos. Junto con él, la Black Order, conformada por Corvus Glaive, Proxima Midnight, Black Dwarf, Supergiant y Ebony Maw, serán los encargados de encontrar todas las gemas del infinito que se encuentran desparramadas por la galaxia. Obviamente, los héroes más poderosos del mundo, deberán unir fuerzas una vez más y limar aquellas asperezas que los distanciaron en su Guerra Civil. Junto a los Vengadores fundadores, se sabe que Los Guardianes tomarán cartas en el asunto. Lo mismo para Spider-Man (Tom Holland) y Dr. Strange (Benedict Cumberbatch), más el regreso a primera plana de Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo) y Black Panther (Chadwick Boseman), quienes enamoraron al mundo entero en sus últimas apariciones.

Lo primero que se puede decir de Infinity War, es que es la mejor película de MCU sin duda alguna, superando ampliamente a todas las anteriores. Esta tercera parte de Los Vengadores puede considerarse como “La películas de superhéroes definitiva”. A lo largo de sus dos horas y media, que termina siendo poco tiempo, la película no para nunca, no da un respiro. No les van a quedar uñas que comerse y posiblemente miren la peli al borde de su butaca porque es lo que el film transmite. Los hermanos Russo, Anthony y Joe, vuelven a estar detrás de las cámaras y se nota claramente. No es por querer desvalorizar al bueno de Joss Whedon que nos dio una Avengers hermosa, pero si había alguien para hacer esta película, una verdadera aventura épica de superhéroes, eran los hermanos favoritos de Marvel.

Con plot twists por doquier, la película no deja de sorprender. Luego de los avances, muchas teorías salieron a la luz y cuando estas no se hacen realidad, esto implica un gran manejo por parte de los directores de los pedidos de los fans. Por momentos es totalmente indescifrable y por eso termina siendo mejor a entregas anteriores, ya que todas terminaban siendo bastante predecibles. Esta es una autentica película indescifrable.

Con cada personaje desarrollado con suficiencia en las otras entregas, solo faltaba explorar un factor, nada menor por cierto. Lo que faltaba introducir era al villano, y damas y caballeros agarrense de sus asientos, porque Thanos es sin dudas el mejor villano del MCU. Esta es su película, conocemos sus motivos, su poder, que lo llevo a ser cómo es y por qué obra de la manera que lo hace. Los villanos han sido siempre el “problema” de Marvel, muchas veces con poco enfoque y solo siendo malos porque sí, Thanos demuestra que desde su punto de vista, bastante sádico por cierto, él tiene los motivos y las razones para hacer lo que hace.

El humor nunca falta en el MCU y esta no será la excepción a la regla. En esta oportunidad el humor abunda, todos participan y todos tienen su momento. Algo que si hay en abundancia y no pasa demasiado en las anteriores, es que finalmente los héroes sufren. Pero sufren de verdad. El gran Titán no les va a hacer nada fácil defender la Tierra y en cada momento lo hace saber. Cuesta mucho ver padecer a los héroes de Marvel, porque a través de los años, se los ha llegado a querer más que a algún tío lejano, pero ya era momento de que alguien les haga poner los pies sobre la tierra y hacerles entender, que en todos estos años no han visto nada.

Un aspecto que parece mejorar película a película, es el aspecto visual. Después de ahorrar unos pesitos en Black Panther, los realizadores visuales vuelven con todo en esta oportunidad para hacer de esta aventura espacial, titánica, pueda llevar el mote de ÉPICA de verdad. En un despliegue técnico tremendo, las pantallas verdes no podrían haber sido de mejor calidad. Hay exceso, dirán muchos, pero vamos, ¿de qué otra manera se podría hacer un homenaje tan claro a las viñetas si no fuese con un CGI de primer nivel?

 

Como habrán notado, varias veces debemos recurrir al pasado para analizar cosas de esta mega película y es un poco el legado que estos primeros diez años del MCU nos ha dejado. Algo que se construyó con tanto trabajo y dedicación, está cerrando una etapa. Pero como dice el dicho, donde se cierra una puerta, se abre una ventana, una ventana por donde pueden entrar muchísimos personajes más.

Una cosa a la que Marvel acostumbró, fue siempre esperar algo más luego de los créditos, esa maniobra que hoy es moneda corriente en todas las películas, no era así hasta que vimos aquella primera vez a Nick Fury. Es necesario y obligatorio quedarse en la sala hasta que el acomodador de su cine lo saque de su asiento, esa escena, vale la espera.

 

Para finalizar, uno de los slogans promocionales de la película fue “It’s all been leading to this”, algo así como “Todo nos ha llevado a esto” y no podrían haberlo dicho mejor. Es la película que los fans se merecen, con la que soñaron y posiblemente ninguna otra de superhéroes pueda ser mejor. Bueno, veremos si esto posible el año que viene, cuando en mayo, se entrene Avengers 4.

Que se enteren tus amigos!

Comparte esto en las redes sociales