Utilizando un viral con el hashtag #NoMeCallo y una intervención urbana en el subcentro de la estación de metro Escuela Militar, los estudiantes de publicidad buscaron que los chilenos tomaran conciencia sobre este tipo de actos.

Un grupo de estudiantes de la Universidad Finis Terrae decidió hacerse cargo de una de las principales problemáticas sociales que afecta hoy a nuestra sociedad. Y es que el acoso callejero se ha convertido en una de las prácticas más frecuentes, siendo las mujeres las más afectadas por este tipo de acciones.

De esta manera, los alumnos de la carrera de publicidad Paula Rojas, Sebastian Lara, Víctor Acuña y Johnny Flaquer, idearon la campaña #NoMeCallo, la que se inició con un video viral difundido en las principales redes sociales para luego dar paso al “Paseo de la Vergüenza”, con la finalidad de generar mayor conciencia entre los chilenos.

“Quisimos tomar un tema que es frecuente en nuestra sociedad, que ocurre todos los días pero que siempre dejamos pasar o ignoramos. Esta es una realidad que debiese avergonzarnos. Por este motivo, decidimos crear esta campaña, con el objetivo de hacer un llamado a todas las personas a denunciar este tipo de actos y a no quedarse callados”, explica Víctor Acuña.

La intervención, que se realizó en el Subcentro del Metro Escuela Militar, tuvo por finalidad imitar el conocido “Paseo de la Fama” de Hollywood, pero esta vez las estrellas no contenían las manos de los famosos, sino más bien testimonios de hombres y mujeres que fueron víctimas del acoso callejero.

“Utilizamos el Paseo de la Fama como fuente de inspiración, porque que este es algo que nos enorgullece, que reconoce los logros profesionales. Es así como para nuestra campaña quisimos recoger esta idea, pero esta vez desde lo que nos avergüenza para así retratar y dar mayor visibilidad a algo que no debiese ocurrir”, argumenta Paula.

Es así como este grupo de alumnos generó está campaña con la convicción de crear una mayor conciencia social, teniendo como consigna que siempre “es mejor hacer que decir”, para que así todos podamos caminar en un Chile más tranquilo.