NESPRESSO: UNA TAZA DE CAFÉ SUSTENTABLE

NESPRESSO: UNA TAZA DE CAFÉ SUSTENTABLE

La sustentabilidad ha sido siempre parte íntegra del ADN de la marca, ya que tienen la convicción de que el café puede ser una fuerza para el bien que genere un impacto positivo en la naturaleza y en la vida de las personas.

Santiago, 17 de agosto 2021.- Hace 30 años, Nespresso inició su compromiso con la sustentabilidad cuando lanzaron su primer esquema de reciclaje de cápsulas en Suiza. Desde entonces, la preocupación por el medio ambiente y el crear un impacto positivo para todos quienes participan en su cadena de valor, caficultores, consumidores y sociedad en general ha sido una prioridad.

A lo largo de su historia, la marca ha apostado globalmente por diversas iniciativas que dejen una huella positiva en el entorno, tales como el programa Nespresso Sustainable Quality ™, desarrollado en 2003 en colaboración con la ONG Rainforest Alliance. Este programa cuyos tres pilares son: calidad, sustentabilidad (social y medio ambiental) y productividad, le permite abastecerse de granos de café de la más alta calidad de manera sustentable en el tiempo, y a su vez proteger el medio ambiente y la calidad de vida de más de 120.000 caficultores y sus familias en 15 países. Con este programa, la marca ofrece a los caficultores asistencia técnica gratuita a través de sus más de 400 agrónomos y se pagan precios más altos para asegurar la más alta calidad, pero preservando el medio ambiente. Hoy la marca obtiene más del 90% de sus granos de café a través de esta alianza.

El año 2014 lanzaron su actual estrategia de sustentabilidad, “The Positive Cup” que se basa en crear valor compartido. Esta se focaliza en mejorar la sustentabilidad en tres pilares: café, aluminio y clima. Desde su inicio, Nespresso ha invertido 585 millones de francos suizos para darle vida a esta estrategia.

Adicionalmente, mediante su programa Reviving Origins, lanzado en 2019, la marca busca reactivar la producción de café en zonas en que se han visto amenazada por diversos conflictos, políticos, sociales, económicos, entre otros.

Por otro lado, las cápsulas Nespresso son hechas con aluminio, ya que es el mejor material para proteger la frescura y calidad del café, además de ser infinitamente reciclable. En mayo del 2020, como parte de su plan de desarrollo de negocio circular, lanzaron sus primeras cápsulas fabricadas con 80% de aluminio reciclado y su ambición es que, para principios de 2022, todas sus cápsulas lo sean.

Finalmente, en septiembre de 2020, la marca anunció un nuevo compromiso para el año 2022: convertirse en carbono neutral en toda su cadena de suministro y ciclo de vida del producto. Consideran que el cambio climático es un problema urgente y por ello buscan acelerar sus planes y lograr en 2 años lo que inicialmente habían planeado en diez. Sin embargo, sus operaciones de negocio son neutrales en carbono desde el 2017. Esto cubre las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con sus boutiques, oficinas y actividades de fábrica.

Desde el 2009, Nespresso redujo su huella de carbono en toda su cadena de valor en más de 24% por taza (en comparación con el estudio LCA de 2009) y desde el 2014, ha financiado la plantación de 5,2 millones de árboles en 9 países desde donde obtiene café. Con su socio Pur Projet, la marca triplicará la capacidad de plantar árboles en países como Colombia, Guatemala, Etiopía y Costa Rica para el 2022. Finalmente, para 2050, esperan que sus emisiones de carbono se reduzcan en un 50% según una línea base de 2018.

Reciclaje local
En Chile, también se han instaurado iniciativas y alianzas estratégicas alineadas con este propósito, acercando e invitando a los consumidores a formar parte activa de, por ejemplo, el programa de reciclaje de cápsulas Nespresso.

En esa línea, Nespresso recolecta sus cápsulas ya utilizadas en sus boutiques o a domicilio en la Región Metropolitana, y luego Armony, empresa especializada en el transporte y tratamiento de residuos orgánicos, se encarga de llevarlas a su planta de compostaje, donde las trituran y separan el aluminio del café, para transformar este último en compost que tendrá diversos usos. El aluminio, por su parte, permite dar vida a nuevos objetos.

En Santiago, Nespresso ha dispuesto de cuatro puntos de recolección de cápsulas, ubicados en sus boutiques en Mall Costanera Center; Mall Alto Las Condes; Falabella Mall Parque Arauco y Pop Up en Mall Portal La Dehesa, y en enero de 2021 implementó el servicio Recycling at Home, disponible para la Región Metropolitana, que permite a los consumidores solicitar el retiro de cápsulas al momento de entrega de un nuevo pedido que hayan realizado de manera online.

Estas iniciativas buscan reforzar el compromiso de la marca por hacer del reciclaje una acción cada vez más fácil y cómoda y así lograr que cada vez más consumidores se adhieran al programa.

Vitrina Colaborativa Nespresso: Doing is Everything

Para Nespresso, “Doing is Everything” significa dar vida a las palabras a través de las acciones. Esta convicción ha sido parte importante de la historia de la marca y se ha visto reflejada en todos sus compromisos y acciones que buscan generar un impacto positivo tanto en el medio ambiente como en la vida de las personas involucradas en su cadena de valor.

Para rescatar la importancia del reciclaje y su compromiso con la sustentabilidad, la marca desarrolló en conjunto con el destacado diseñador gráfico nacional, Rodrigo Alonso, dos vitrinas denominadas “Antagón”, las que están hechas con un 100% de materiales reciclados y reciclables -como aluminio, cartón panal y vidrio- para sus boutiques de Mall Costanera Center y Mall Alto Las Condes.

Desde hace años, Alonso ha trabajado desde el diseño, temáticas ligadas a la sustentabilidad, ya que, como él mismo explica, le interesa “saber qué pasa con los envases, los objetos y materiales cuando se pierden de vista, es decir, cuando se van a la basura, al reciclaje o a donde sea”.

En cuanto al desarrollo de esta instalación, explica que “para generar esta propuesta, para mí era fundamental poder mostrar la capacidad que tiene el aluminio o los materiales de ayudar, de volver a construir, de embellecer. Esta instalación, que no es un producto final, cuenta con materiales que después van a ser vueltos a reciclar, y ninguno de ellos es contaminante”.

Y añade, “lo que se verá en Antagón es una especie de piel que está hecha solamente con las cápsulas que fueron vaciadas una a una, limpiadas, lavadas y luego aplastadas para quedar como una ficha con la que se armó una textura, y gracias a la gran cromática que tienen las cápsulas, se pudo crear una composición de colores muy linda que va en degradaciones y que cubre la frase “Doing is Everything” por un lado, y la letra R que se inspira en reutilizar, reducir, reciclar y re pensar”.

En concreto, para el diseñador, esta iniciativa busca demostrar la capacidad que tenemos las personas de actuar como Antagonistas al proceso de desecho lineal, y, por el contrario, optar por uno circular. Además, simboliza la nueva posibilidad que tienen los materiales si se actúa con responsabilidad en cada etapa del proceso.

Conoce más sobre la inspiración y trabajo detrás de “Antagón” visitando este link.

Que se enteren tus amigos!

Comparte esto en las redes sociales