Modestep realizó el concierto más épico del mundo, una tocata con batería y teclado desde una red espacial suspendida de un helado pico de Nueva Zelanda. El sexto Jägermeister Ice Cold Gig anual fue protagonizado por Josh Friend y Pat Lundy de Modestep, quienes llevaron su actuación a nuevas y vertiginosas alturas, a temperaturas bajo cero.

La deslumbrante ubicación del concierto fue en Cecil Peak en Queenstown, a 6.500 pies sobre el nivel del mar y lugar donde sólo se puede acceder en helicóptero. Conocido por su sonido que mezcla electronica, rock y dubstep, el conjunto de Ice Cold Gig de Modestep incluyó un nuevo single, Higher.

La experiencia fue descrita por los artistas como “lo más emocionante que han hecho en sus vidas”, siendo partícipes de, sin duda, uno de los escenarios más extremos del mundo.