Seleccionar página

Mapas mentales: Aprende cómo hacer más eficientes tus reuniones  

Mapas mentales: Aprende cómo hacer más eficientes tus reuniones   

Todas las semanas vemos cómo tras unos minutos de exposición, inevitablemente la atención de los presentes se pierde. Para que esto no ocurra, existen varias opciones que se pueden implementar, pero la más simple es hacer ‘mapas mentales’. Conoce aquí qué son y cómo ponerlo en práctica en tu oficina.

Las reuniones de trabajo son una herramienta que a diario utilizan cientos de personas para diseñar estrategias, implementar planes de trabajo, presentar una idea o propuesta, entre otras muchas razones. Esto porque no hay mejor forma que juntar a todos los involucrados para concretar acuerdos. Sin embargo, hay algunas variables que podrían estar haciendo que tu reunión no sea tan efectiva como pensabas, trayendo como consecuencia el rechazo de ese proyecto tan importante.

Las razones pueden ser muchas, pero dentro de las más comunes se encuentran el aburrimiento y poco de interés de la puesta en escena: Voces monótonas, gráficos difíciles de leer o mucha información presentada en pocos minutos. Para que esto ya no sea un problema, Francisca Salomon, artista visual y creadora de “Dilo con monos”, propone que la información sea, justamente, presentada “con monos”. En otras palabras, que se realicen mapas mentales para ayudar a recordar las ideas principales, ya que de esta forma se involucran los dos hemisferios del cerebro: el pensamiento lógico y el creativo. Para retener la información me encanta hacer mapas mentales, y afortunadamente, con mi teléfono puedo hacerlo directamente en la pantalla y así compartirlos en el minuto en que termina la reunión o capacitación. Además, esto favorece la colaboración y acorta drásticamente el tiempo de reunión, transformando en concreta una información abstracta”, comenta la creadora de “Dilo con monos”.

¿Qué son y cómo funcionan los mapas mentales?

Estamos constantemente expuestos a una gran cantidad de información, ya sea en charlas, reuniones o capacitaciones, las que están asociadas a una gran inversión de tiempo y recursos. Esta información, muchas veces, es compleja y si no contamos con un método para simplificarla, se perderá o simplemente no se captarán los mensajes.

Ante esto, realizar un mapa mental es la solución, ya que consiste en organizar las ideas de forma esquemática, a partir de dibujos e imágenes, creando un diagrama.  De esta forma, al representar las ideas con un apoyo visual se logra un aprendizaje más profundo y efectivo.

Para iniciarte en la confección de mapas mentales, sigue estos tres consejos:

  1. El papel es genial…pero no siempre lo más útil y fácil

Utilizar el celular en vez de papel y lápiz para dibujar nuestros mapas mentales es una excelente idea. Primero, porque no siempre tenemos cuadernos a mano… pero nunca soltamos el teléfono. Al implementar esta práctica digital podrás modificar los textos, agregar imágenes y será más fácil para entender. Además, podrás enviarla a tu email, imprimir o incluirlo en presentaciones en una pantalla rápidamente.

Hoy, de hecho, hay equipos en el mercado como el nuevo Galaxy Note9 de Samsung que, además de permitir escribir en la pantalla bloqueada del celular por medio de su lápiz inteligente, S Pen, también entrega la opción de grabar un audio con las apreciaciones de la reunión o activar algún contenido. “Yo lo he probado para todo tipo de reuniones, donde fácilmente puedo explicar las ideas y dibujar o graficar y enviarlas directamente desde mi celular”, comenta Francisca.

  1. Más monos, menos monotonía

La visión es selectiva; los objetos y elementos que están en movimiento, capturan la atención de mejor forma que aquellos que son estáticos y, precisamente, eso es lo que puedes utilizar a tu favor a la hora de hacer presentaciones. Organiza la información fijándote en los conceptos clave e incluye imágenes, monos para generar más impacto. Los GIFs suelen ser de mucha ayuda, pero no abuses de ellos, mejor úsalos con mesura.

Si deseas, incluso puedes dibujar sobre cosas que ya son visuales, pero a veces no resultan tan atractivas, como por ejemplo dibujar sobre un gráfico.

  1. Menos es más

A veces nos vemos enfrentados a largas reuniones y no sabemos cómo consolidar la información más relevante de una manera clara y útil para que realmente se quede en la mente de todos. Para esto, pensar y distinguir los conceptos realmente importantes de una presentación, puede ser de gran ayuda.

Pon atención a los conceptos e ideas más importantes y trabaja sobre éstas para lograr tus mapas mentales. No te confundas intentando llevar a dibujo todo lo que deseas explicar ya que muchas veces es imposible. Por el contrario, intenta reducir a la mínima expresión tus grandes ideas. Cambia líneas de una PPT y “traduce” a monos.

Para incorporar estos tips no hace falta ser un experto en el dibujo. Solo debes trazar un par de líneas y transformar tus mensajes en información concreta a través de gráficos o monos. De esta manera, guardar, archivar y administrar estos mapas mentales, sin duda, ayudará a hacer más eficientes y claras tus reuniones.

No le tengas miedo al dibujo. Hoy puedes mejorar la forma en la que transmites tus mensajes en el trabajo. Con todos estos tips, ¿qué esperas para ponerte “monos” a la obra?

Si quieres ver un video acerca de cómo tener éxito en tus reuniones acá te dejamos el enlace

 

Que se enteren tus amigos!

Comparte esto en las redes sociales