André Rieu puso de pie al Movistar Arena en su primer show regreso a Chile

André Rieu puso de pie al Movistar Arena en su primer show regreso a Chile

El violinista y director de orquesta holandés André Rieu lo hizo otra vez y puso de pie a los emocionados once mil asistentas al primero de sus cuatro conciertos en Santiago. Con un repertorio que incluyó desde obras clásicas hasta tango y rock and roll en una velada que se prolongó por más de tres horas….y que se hicieron cortas.

Rieu sorprendió desde el comienzo al encabezar la entrada de su orquesta desde la parte trasera del Movistar Arena hasta el escenario, para lo cual los artistas tuvieron que pasar por entre un público entregado que se levantó de sus asientos para recibirlos con aplausos.

«Buenas noches señoras y señores», afirmó el maestro holandés y agregó riendo: «Buenas noches es lo único que sé decir en español», mientras los integrantes de la Orquesta Johann Strauss, vestidos de gala, se acomodaban en el escenario con sus impecables atuendos. Un festival de colores que encantaba a la primera mirada.

Para comenzar la velada, el director invitó al escenario a The Platin Tenors, un trío conformado por el tanzano Gary Bennett, el húngaro Béla Mavrák y el francés Eric Reddet, quienes cantaron «Nel Blu di pinto di blu», lo que convirtió el Movistar Arena en un gran karaoke. Perfecta carta para iniciar la noche. De igual manera interpretaron «Nessum Dorma», clásico de Giacomo Puccini, con la cual los tenores exhibieron la potencia de su voz y el público los recompensó con una ovación de pie.

En la primera parte del concierto el Movistar Arena vibró con piezas como «Concierto de Aranjuez», de Joaquín Rodrigo, y «Hallelujah», de Leonard Cohen. La selección de piezas clásicas era simplemente perfecta.

Tras un receso de 20 minutos, la Johann Strauss regresó a la tarima y exploró por primera vez en la noche los ritmos latinos con «Olé guapa», tango compuesto por el holandés Arie Maasland en la primera mitad del siglo XX, con el emblemático «Caminito» como fondo.

Luego la velada vivió uno de los momentos más emotivos cuando subió al escenario la soprano brasileña Carmen Monarcha, un artista a la que Rieu valoró por su belleza, voz y dramatismo, que reflejó en la tarima cuando interpretó una parte de «Madama Butterfly», de Puccini. Su canto fue realmente emocionante y sorprendente.

Otro momento emocionante se vivió cuando Rieu aseguró que interpretarían una canción que en todos sus conciertos hace que la gente se levante a bailar. Así fue cuando da la bienvenida a «El Danubio azul». La ovación fue inmediata, mientras varios asistentes se pusieron de pie para invitar a sus parejas y danzar el icónico vals. Emoción pura.

Las composiciones de Beethoven también tuvieron espacio en el concierto cuando la orquesta interpretó «El himno de la alegría», con el cual terminó de cautivar a un público hipnotizado que, como en el resto de la velada, aplaudió con emoción a la Johann Strauss.

En el ocaso de la presentación y con un público que ya disfrutaba de la música de pie, la orquesta interpretó una versión propia de «Tutti Frutti», el legendario éxito de los años cincuenta de Little Richard que puso a todos los asistentes a bailar de nuevo. Aún las sorpresas no terminaban.

Sin embargo, Rieu guardó la mejor sorpresa para el final cuando el Orfeón de Carabineros de Chile hizo ingreso al Movistar Arena para interpretar tres canciones, tales como el clásico mexicano «Cielito Lindo».

Ya pasadas las once de la noche, André Rieu comenzó a despedirse, a lo que el público pedía otra una y otra vez. El Director y su orquesta le dieron el gusto interpretando varios bis. Así fue como terminó la primera noche, totalmente emocionante, de una calidez y cercanía extraordinaria, sin duda una inolvidable experiencia para los miles de fanáticos que repletaron el Movistar Arena.

Aún es posible encontrar algunas entradas para los conciertos de este viernes, sábado y domingo por sistema Puntoticket. Produce Bizarro Live Entertaiment.

Créditos: Sergio Cortese / @fotografiacortese

Que se enteren tus amigos!

Comparte esto en las redes sociales